Más espacio en tu restaurante con los minihornos de pizza o los hornos empotrables.

 In Noticias y prensa

La cocina profesional es la pieza clave del sector de la restauración y, por lo tanto, es esencial organizar los espacios y ordenar los aparatos. Ganar espacio en la cocina puede ayudarte a mejorar la calidad del trabajo y la satisfacción de los clientes.

En este artículo abordaremos la cuestión de los espacios de una cocina profesional y veremos cómo es posible aprovechar al máximo cada centimetro cuadrado de tu restaurante. A continuación, nos centraremos en las caractéristicas de los minihornos de pizza y en cómo elegir un horno profesional que se adapte a tus necesidades y que pueda brindarte un alto rendimiento incluso en espacios pequeños.

 

No hay nada peor que trabajar en una cocina mal organizada

Una cocina limpia y ordenada es el secreto de un buen restaurante. Los profesionales de la cocina saben la importancia de tener los utensilios a mano y todos sueñan en trabajar en cocinas amplias y perfectamente equipadas. Pero la realidad es menos glamurosa y solo una pequeña parte de las cocinas profesionales tiene estas caractéristicas. Así muchos restaurantes no reciclan porque no tienen un lugar para los contenedores, tienen cocinas diminutas que están siempre de bote en bote o, para reducir costes, prescinden del sistema de ventilación que obliga al personal a asarse de calor y el olor a fritanga a propagarse por las salas sin mencionar el ir y venir de los camareros que pueden obstruir los espacios de los cocineros.

Por lo tanto, ganar espacio es crucial para aumentar el nivel de eficencia y calidad del servicio. Una forma muy sencilla puede ser de remplazar el viejo y voluminoso horno por uno más pequeño y versátil. El uso de minihornos de pizza o de hornos empotrados es también la solución para otras actividades de restauración como bares, food trucks o quioscos de comida. Cada vez son más los establecimientos que eligen pequeños aparatos de alto rendimiento que pueden adaptarse pronto a las necesidades de los clientes.

 

La elección del horno depende, en primer lugar, del tipo de actividad y luego de si quieres abrir un nuevo restaurante o comprar uno ya establecido. En el caso de una cocina profesional equipada, solo podrías decidir cambiar el horno por varias razones:

  • mejorar el rendimiento (el viejo horno consuma demasiado y no cocina bien)
  • ampliar la oferta (introduciendo nuevos métodos de cocción)
  • ganar espacio (poniendo un horno más pequeño o un horno que pueda sustituir otros aparatos de cocción como la parrilla o el microondas).

 

Cómo diseñar una cocina profesional

Ya sea la apertura de un nuevo restaurante o la renovación de uno existente, tendrás que enfrentarte al reto del diseño de una cocina industrial. El proyecto debe permitir que el personal de cocina se mueva libremente para ejecutar tareas teniendo en cuenta el tipo de comida que vas a servir. Jamás hay que olvidar la legislación vigente en materia de seguridad alimentaria (APPCC) y en el trabajo.

Al idear tu cocina profesional, es importantisimo conocer el menú que presentarás, la maquinaria adecuada para prepararlo y el lugar dónde colocarla para facilitar el trabajo de la plantilla. También será necesario contar con las restricciones estructurales del local como la existencia de muros de carga, entradas y salidas (incluidas las de emergencia), tuberías de agua y gas, sistema eléctrico y otras hierbas.

La ventilación es otro aspecto crucial. La instalación de un sistema de renovación de aire responde a parámetros específicos relacionados con la superficie de la cocina y con el tipo de aparatos utilizados. Una buena opción es elegir un horno certificado que pueda foncionar sin necesidad de una campana extractora.

 

Para saber cٖómo ordenar los elementos esenciales de tu cocina, hay que prefigurar las distintas etapas que se siguen según el principio de la marcha hacia delante:

  • Recepción de los alimentos en una área dedicada.
  • Almacenamiento y conservación de los productos en refrigeradores, congeladores o cámaras frigoríficas.
  • Lavado de alimentos.
  • Preparación.
  • Cocción según el uso y las normas de seguridad.
  • Servicio al cliente
  • Limpiar y almacenar cubertería.

El concepto de marcha hacia delante supone que el alimento debe siempre avanzar en linea recta para evitar que pase por zonas limpias y después por zonas sucias evitando así las contaminaciones. En la fase de diseño, por lo tanto, es preciso calcular el coste y el tamaño de los materiales para maximizar la productividad y reducir las ineficencias y los desperdicios. Para más información, lee estos consejos para diseñar una cocina industrial.

Cómo elegir el horno según el menú

El concepto de restaurante, la comida que vas a servir y el equipo de cocina están todos estrechamente relacionados. ¿Tienes ganas de abrir una pizzería? Pues lo mejor sería comprar un horno de leña profesional de alto rendimiento. Si en cambio eliges un restaurante clásico, optarás más bien por un otro modelo de horno para combinarlo con aparatos como la freidora, por ejemplo.

¿Eres un gerente de bar que quiere variar su menú? Aquí la decisión inteligente es el horno compacto que reemplazará de un golpe herramientas como microondas, parrilla o tostadora. Al final, el material adecuado depende del menú y respecto a los minihornos de pizza, hay para todos los gustos y presupuestos.

 

Un montón de minihornos profesionales

Hay una gran variedad de hornos profesionales, un sector que ha cobrado auge en los últimos años y que también se está abriendo paso en el mercado de hornos domésticos. Los hornos empotrables, por ejemplo, están diseñados para familias que no quieren romperse la cabeza al instalarlos y tienen poco espacio en la cocina. Los modelos más modernos ofrecen un alto rendimiento y combinan varias funciones en el mismo aparato. Podemos clasificarlos según estos criterios:

  • Colocación. Los hornos independientes descansan sobre un soporte o un mueble de cocina mientras que los hornos empotrables se encastran en un mueble apropiado.
  • Tamaño. Los minihornos tienen una capacidad de 35 litros, los más grandes superan los 60 litros. Los hornos de 60 cm de ancho son los más comunes, pero hay también de 45 y 90 cm.
  • Alimentación. Hornos eléctricos, de leña o de gas. Los hornos eléctricos brindan un alto rendimiento con un bajo consumo de energía combinando varias características. Los hornos de leña son la pera para cocinar pizzas gracias a las altas temperaturas que alcanzan pero son más caros y difíciles de mantener. Hay independientes o empotrables, a menudo con cocción indirecta (con cámara de combustión separada de la cámara de cocción). Los hornos de gas son un buen compromiso entre los eléctricos y los de leña: buen rendimiento con bajo coste de mantenimiento.
  • Tecnología y funcionalidad. Un horno moderno puede cocinar de maneras diferentes. Además de las funciones tradicionales (estático, ventilado y parrilla) los hornos de vapor combi compaginan convección y vapor para cocinar.

 

En conclusión, la optimización del espacio de la cocina facilita el flujo de trabajo para proporcionar servicios que satisfagan las necesidades de los clientes. Si la falta de espacio puede limitar de algún modo el desarollo de tu negocio, los minihornos de pizza sí que pueden dinamizar tu actividad y agregar platos fuertes a tu menú. El surtido de hornos en el mercado, en términos de precio y características, es casi infinito, así que ¡no esperes más y compra tu nuevo horno!

Contact Us

Not readable? Change text. captcha txt